¿Cómo se complementan la Inteligencia Artificial y el RPA? ¿Por qué usar estas?

Tanto la Automatización Robótica de Procesos (RPA) y la Inteligencia Artificial (IA) son reconocidas al ser herramientas que contribuyen en la generación de ganancias, ahorros, incrementación en la productividad de una empresa, satisfacción del consumidor y eficiencia, por eso, se debe conocer cómo se complementa la Inteligencia Artificial y el RPA para los sistemas empresariales. 

Es indicado destacar, que se estima un valor de 25.56 mil millones de dólares para 2027 de RPA. En el caso de la Inteligencia Artificial, se espera que la cifra aumente a 390.9 mil millones de dólares para el año 2025.

Las empresas en la actualidad requieren de tecnologías complementarias para facilitar la toma de decisiones complejas basadas en datos obtenidos y operar el flujo de tareas. 

Por ende, al implementar la RPA se consigue la simplificación de los procesos de la compañía y que requieren de un plan “paso a paso” sistemático. Por otro lado, con la IA se puede optimar la toma de decisiones humanas en procesos complicados y con gran cantidad de información.

Al estar combinadas, estas herramientas funcionan como impulso de la eficacia operativa y en la trasformación digital empresarial, entonces… ¿Cómo se complementan ambas y cuándo trabajan en conjunto?

La RPA es un software robótico que se relaciona con los sistemas digitales para la realización de tareas repetitivas, de poco valor para los empleados y lentas, permitiendo el enfoque en las tareas que necesitan de mayor creatividad y capacidades cognitivas. 

Dicha tecnología funciona en trabajos que tengan reglas estrictas, que consumen gran cantidad de tiempo y que no cambian. Algunos de estos son; copiar y pegar datos en diversas plataformas, iniciar sección en aplicaciones, abrir correos electrónicos, rellenar formularios, extraer y procesar datos, manejar archivos adjuntos y muchos más. 

De la misma manera, la Inteligencia Artificial complementa las labores del RPA y trabajan conjuntamente para expandir la automatización en todas las áreas de una compañía, otorgando automatizar cada vez más y más los procesos. 

Al tener la ayuda de la IA se adquiere una automatización más inteligente e intuitiva porque es una tecnología que puede tomar decisiones a través de datos adquiridos anteriormente, puede predecir escenarios distintos o resultados futuros.

En conclusión, las dos tecnologías sirven por separado, sin embargo, contienen un límite y, es allí, donde se pueden integrar ayudando al incremento en la eficiencia operativa.

Leave a reply:

Your email address will not be published.