Miedo a ir a las tiendas físicas, pocas expectativas sobre la recuperación y disminución de compras, en especial, por parte de los jóvenes

Un estudio reciente llamado El comprador influyente” por parte de una firma alemana de tecnología, arrojó datos importantes sobre los hábitos de compra en la pandemia del coronavirus desde junio a agosto, comparándolos con el periodo anterior de enero-marzo por parte de los grupos generaciones: baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964), generación X (1965-1980), milenial (1981-1996) y generación Z (1997-2010).

Primeramente, se observó un aumento en el gasto online de un 15% entre junio a agosto y los milenials son los que más invierten notándose la importancia del e-commerce para este grupo en todo el mundo. 

Por otro lado, los baby boomers son los que más aumento han tenido en gasto online con 12 puntos porcentuales, pasando desde 25% en enero-marzo a 37% en junio y agosto, aunque los milenials los que más invierten. Sigue la generación X, la cual, pasó de 39% a 47%.

Cabe destacar, que las personas más jóvenes fueron las que menos cambiaron sus hábitos por estar acostumbrados al uso del canal online, en donde, el 53% de las compras de los milenials entre junio-agosto se hicieron vía online gastando 2,5 veces más que los baby boomers, 1,5 más que la generación X y 1,3 que la generación Z.

Igualmente, se analizaron las compras en el periodo de la pandemia llegando a dos tendencias resaltantes. La primera, es la consolidación de las compras de productos básicos y la segunda, la de productos no esenciales que anteriormente se adquirían en tiendas dejando en claro el aumento de confianza por parte de los consumidores al canal online.

Baby boomers fue el grupo generacional más destacado en la adquisición de productos básicos con un total de 191% en comestibles, 154% en comida a domicilio y 90% en productos de limpieza e higiene personal. 

Creció el gasto medio mensual en productos de limpieza y alimentos en un 78% y 49%. Sin embargo, en el caso de productos no esenciales (ropa, electrónica de consumo) incrementó en 10 a 11 puntos porcentuales.

Se evidenció un comportamiento negativo al acudir a tiendas físicas, no obstante, los italianos y españoles son que menos demuestran miedo en este ámbito, siendo claro que el aumento de compra de productos no esenciales por canales online, es debido al miedo de las personas a ir a las tiendas físicas, pero este varía dependiendo del país.

En España, se nota con un 23% e Italia, con un 21%, convirtiéndose en los más confiados. De la misma manera, en Reino Unido se obtuvo un 41%, y EE. UU, con un 32% siendo los más reacios a acudir a establecimientos físicos, seguidos de Alemania, con un 27%.

Según la edad, los milenials son los que más muestran miedo con un 36%, superando a la generación X y a los baby boomers, donde se obtuvo un 30% en ambos grupos. Con respecto a la generación Z, esta es la que menos siente miedo con un 24%.

El 44% de los encuestados el deseo de evitar las multitudes, dándole ventaja a la compra online, pero el 49% señala que quieren adquirir productos en cualquier momento y en cualquier lugar, siendo entonces la ventaja principal del e-commerce. La tercera ventaja es el ahorro del tiempo con un 42% 

Dicho estudio también analizó las ventajas de comprar en tiendas físicas. La primera para todas las generaciones es la gratificación inmediata al llevarse el producto a casa, teniendo un 57% de los encuestados. 

En segundo lugar, está la posibilidad de tocar y notar el aspecto del producto con un 37% de los encuestados y, en tercer lugar, se tiene la selección de ofertas y descuentos. Los baby boomers y la generación X con un 31% estuvieron de acuerdo en que los establecimientos tradicionales ofrecen mejores ofertas que el canal online, aunque los más jóvenes comentan estar en desacuerdo. 

Cuando la pandemia mejore y se reduzcan las restricciones, se espera que los hábitos de compra adquiridos en este periodo cambiarán, sin embargo, más de 6 de cada 10 encuestados (61%) mencionan mantener alguno de ellos

Los milenials (66%) y la generación X (61%) serán los más probables a mantenerlas. En el caso de los baby boomers los que menos las mantendrán con 55% y la generación X está en la media con 60%. 

Así que, la mayoría de los hábitos se quedarán y el 40% de los encuestados dicen estar más familiarizados con las compras online luego de la pandemia, siendo un claro aspecto positivo para el e-commerce.

Dentro de este mismo orden de ideas, un tercio de los tres grupos más jóvenes y un 22% de los baby boomers aseguran haber reducidos sus ingresos, el 25% están pesimistas con la recuperación económico después del covid-19.

Por ende, los jóvenes piensan que la recuperación es complicada con un 31% y un 28% de la generación Z y milenials mientras que la generación X obtuvo 20% y el los baby boomers 22%. 

El 30% de los tres grupos más jóvenes dicen no tener seguridad con respecto a abarcar los gastos esenciales los seis meses posteriores a la encuesta y los baby boomers con un 17% en esta situación. 

Los canales online están en clara ventaja con la situación del coronavirus y menciona el estudio que se deben de identificar opciones para ampliar la cuota del mercado online y replantear las estrategias de negocio con el objetivo de la recuperación postpandemia. 

Crystian E. Garcia Ibarra de la división Digital Business en MSP (www.mspmovil.com)  dice “En el futuro, la clave del éxito de las marcas es identificar formas de satisfacer las necesidades de todos los grupos generacionales y crear experiencias excepcionales en cualquier entorno, ya sea en la tienda o en los diferentes canales online”. 

«”además, la mayor familiaridad con los canales online y la mayor competencia obligará a las marcas a ser más ágiles en el análisis, las interacciones y las personalizaciones”.»

Leave a reply:

Your email address will not be published.