Tu empresa está a punto de desaparecer…

Supongamos que en 1999, los CEO´s de Tower Records, Blockbuster y Kodak, (todas empresas millonarias en ese momento), hubieran podido asomarse a una bola de cristal que predijera su futuro. Lo que hubieran leído sería exactamente el mensaje de nuestro título: “Tu empresa está a punto de desaparecer”. Entre el 2004 y el 2012, los 3 gigantes se vieron forzados a declararse en quiebra.

En el mismo 1999, en cambio, Amazon, Google y Facebook, 3 de las marcas más valiosas del mundo hoy en día según Forbes, ni siquiera existían o estaban aún en pañales, ¿qué hizo la diferencia entre el éxito de unas y el fracaso de las otras?

Éxito y fracaso en la Era Digital

Desde cómo pagamos la luz, pasando por cómo nos comunicamos, llegando hasta cómo conseguimos y atendemos nuevos clientes, las nuevas tecnologías lo han cambiado todo. No hay un sólo ámbito que no haya sido ransformado por la digitalización. Hoy en día, imprimir fotos, rentar películas y comprar discos es totalmente obsoleto. Kodak, Blockbuster y Tower Records pagaron muy caro el precio de no apostar por la innovación y por su falta de visión ante la magnitud de la era digital que vivimos actualmente.

La realidad es que estás apostando por la transformación digital de tu empresa en este mismo momento, te puedo decir con toda seguridad que estás firmando tu sentencia de muerte. Hoy, la transformación digital no es sólo una moda, es una necesidad vital para permanecer en los negocios.

Pero veamos el lado positivo: como cualquier “revolución”, la digital conlleva riesgos, pero también supone oportunidades espectaculares para quien sepa aprovecharlas. Las nuevas tecnologías pueden darte un “boost” impresionante en la eficiencia, ahorrarte costos donde menos lo imaginas y darte ventajas competitivas que rebasen tus expectativas y las de tus clientes.

¿Un ejemplo espectacular? Revisemos el caso BBVA. Los bancos en general enfrentan un mercado cada vez más joven, que detesta hacer filas en sucursales. ¿La opción? Brindarles soluciones digitales para hacer sus operaciones desde el smartphone, evitándoles lo más posible ir al banco físico. BBVA es la única institución bancaria que supo responder las demandas del mercado millennial y concretó su metamorfosis digital justo a tiempo. Su app es intuitiva, eficiente y por si fuera poco, bella estéticamente. Todos los que la usan quedan enganchados. Esto los mantiene como el banco número uno, y un ejemplo de empresa que a pesar de su gran tamaño y complejidad, sorteó muy bien las amenazas de la era digital y supo convertirlas en una ventaja competitiva. Mientras tanto, la presencia digital de sus competidores es torpe y lenta y por lo tanto, pierden cada vez más terreno frente a las agilísimas (y muy tecnológicas) Fintech.

Las empresas que se tomen en serio -muy en serio- su permanencia en los negocios y mas aún su éxito, deben empezar desde ya a dar pasos firmes para concretar su metamorfosis al mundo digital. Y no nos referimos solamente a tener un e-commerce o una página web. Por supuesto que es prioritario en estos días tener una presencia digital sólida tanto en Google y Amazon como en redes sociales, que genere confianza y comunique la solidez y el ADN de la empresa de la mejor manera. Pero la digitalización va mucho más allá.

La digitalización puede reinventar por completo una organización a través de la tecnología como en el caso de BBVA. Aunque no hay recetas mágicas, te contamos aquí algunos pasos que te ayudarán en la transformación digital de tu empresa:

1 Evalúa cómo funciona tu organización. Haz un proceso consciente de auto análisis y en donde detectes ineficiencias, gastos elevados o cuellos de botella, es casi seguro que haya una oportunidad de innovar en el proceso a través de la tecnología.

2. Sé realista. Elabora un plan con tiempos y recursos que pueden ser invertidos en la transformación de tu empresa.

3. Fomenta una cultura que venza la resistencia al cambio. Seguramente muchos de tus empleados y de tu gente más cercana está feliz con las cosas como están y serán los primeros en oponerse a formas diferentes de hacer las cosas, tu cultura organizacional debe ir un paso adelante.

4.- Involucra a un equipo de gente apasionada, comprometida y talentosa y hazlos responsables de la transformación. Ellos serán los creadores de la nueva era de tu empresa, como “agentes de cambio” tiene que ser gente a la altura del reto.

5. Conoce las expectativas de tu cliente. Pero sobre todo, piensa una forma de superarlas. Steve Jobs decía que una empresa no puede sólo preguntarle a la gente lo que quiere, simplemente porque no lo saben. Cuando el Nokia resistente como tabique dominaba el mundo de los celulares, si le hubieras preguntado la gente qué quería, hubiera respondido “quiero un celular aún mas fuerte”. Pero Steve Jobs les dio el iPhone, un ejemplo más de cómo la era digital borró de la faz de la tierra a empresas como BlackBerry o Nokia.

Estos son sólo algunos tips, pero nuestro mensaje es: adáptate, súbete a la ola digital y no dejes que tu empresa desaparezca. Piensa en cómo iniciar la transformación de tu empresa hoy mismo y como dicen en el medio: ¡no dejes que te lleve la Kodak!

Leave a reply:

Your email address will not be published.